No está imputado ni condenado” dijo el secretario de Seguridad sobre el comisario Garro, quien en 2006 fue separado de la fuerza e investigado por una denuncia por discriminación y por tener símbolos nazis en su escritorio.

IMG-20141231-WA0000

Tres funcionarios del gobierno de Antonio Bonfatti defendieron la designación del nuevo jefe de la Unidad Regional I, comisario Juan Pablo Garro. El mismo fue separado de la fuerza e investigado por una denuncia por supuesta “discriminación” y el hallazgo en su despacho de “un cuadro con un águila, una persona uniformada con rostro de calavera y una cruz esvástica”. Sin embargo, la causa judicial y el sumario interno terminaron en el archivo.

El secretario de Seguridad Pública, Gerardo Chaumont; el exjefe de gabinete del ministro de Seguridad y hoy su delegado personal en el Nodo 3, Miguel Angel Picca; y el director de Asuntos Internos, Julián Aranda, coincidieron que aquel antecedente no impidió el ascenso de Garro: “Si no está imputado o condenado puede estar en la Policía de Santa Fe“, lo justificó Chaumont.

Juan Pablo Garro y Adrián Rodríguez asumieron este miércoles el mando de la Unidad Regional I en reemplazo de sus colegas Sergio Vergara y Sergio Fernández. Estos últimos están imputados por el fiscal federal Walter Rodríguez en una causa que investiga el tráfico de estupefacientes en Arroyo Leyes, donde apareció un camión con más de una tonelada y media en un container.

Fuente: Rosario 12