La fiscal María Laura Martí dialogó con exclusiva con SOL 91.5 luego de ser desplazada en el Ministerio Público de la Acusación para realizar tareas en la Oficina del Código de Convivencias. ¿Cuáles fueron los motivos de los cambios en el ente? ¡Escuchá!

María Laura Martí.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Cambios en el MPA. Este jueves, por disposición del fiscal regional Carlos Arietti, habrá cambios de nombres en el Ministerio Público de la Acusación.

Se trata de la fiscal María Laura Martí que desempeñará tareas en la Oficina de Código de Convivencias vinculadas a las infracciones al código de faltas municipal.

Martí se encontraba investigando presuntas maniobras ilícitas cometidas por funcionarios policiales a través de las horas OSPE.

La propia fiscal dialogó con Malas Costumbres por SOL 91.5 contando los motivos que llevaron a su desplazamiento.

 

Denuncia por violencia laboral

“Todo comienza con una serie de cuestiones que incluyen y que vienen derivadas de la causa en investigaciones donde se encuentra involucrado el Ministerio de Seguridad”, explicó y agregó: “A partir de ahí comenzaron una serie de embestidas y de trámites y traslados que generaron que siempre merezca un llamado de atención cuando yo entendía que no era justo”.

Si hay una denuncia de maltrato laboral la misma debe tener, al menos, un trámite. Y en caso de no estar de acuerdo a quien se le presenta poder desestimarla pero de ninguna forma no darle trámite. Y es lo que pasó”, reveló.

“Entiendo no es una fiscalía en la cual no trabaje. Estoy más de 7 horas por días, tengo una gran cantidad de condenas y de acusaciones presentadas. Tengo muchas investigaciones, por lo tanto, no entiendo las razones del descontento de mi jefe con mi labor porque no le doy razones”, explicó.

 

Funcionarios comprometidos

“Santa Fe merece funcionarios comprometidos y por más que yo deje de estar en el lugar que ocupo o que el día de mañana no esté, de algo va a servir mi paso por el lugar”, afirmó.

“Todos debemos replantearnos como sociedad qué tipo de justicia que queremos, que tipo de trámites queremos, qué tipo de valores queremos que resurjan y qué tipos de procedimientos queremos”, planteó.

“Todas las denuncias que tengo considero que son infundadas y estoy tranquila con eso”, dijo.

“La violencia institucional dentro del MPA hacia conmigo es demasiada elevada”, concluyó.