Lo dijo Francisco Ferraro en diálogo con SOL 91.5 al cumplirse 22 años del subcampeonato Sabalero con una recordada e histórica goleada a River por 5 -1 el 11 de agosto de 1997. Ese año los rojinegros lograron clasificar a la Copa Conmebol y jugó un desempate con Independiente para ingresar a la Libertadores.

Colón subcampeón en 1997.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Colón subcampeón del ´97

El año 1997 está y perdurará en la memoria de todos los hinchas de ColónEl Sabalero goleó a River Plate por 5 – 1 en Santa Fe con tres goles de Marcelo Saralegui y dos de Cristian Castillo y quedó segundo en la tabla de posiciones de la Primera División por detrás del Millonario. Además, ese año consiguió la clasificación a la Copa Libertadores.

El recuerdo está presente en Francisco Ferraro, quién en diálogo con SOL 91.5, expresó: “Hace 22 años Colón salía subcampeón del torneo del ´97, ese lunes hicimos una conferencia de prensa con Vignatti que ya terminaba el ciclo mío y que después del partido yo dejaba Colón”. 

“Me hubiese gustado seguir y dirigir ese partido pero hay momentos que uno sabe porque se va y porque se termina algo. Todo es pensado. Yo ya no estaba“, dijo.

Habíamos sido todos partícipes de esa consagración. Ese plantel de directivos y de la gente. Siempre voy a elogiar a la gente del Sabalero que acompañó en todos lados. Eso es importante. En las rachas positivas y negativas necesitamos el aliento de la gente”, reconoció.

 

“Son rachas negativas”

Además, Francisco Ferraro, habló del presente futbolístico del club y de la continuidad del entrenador Pablo Lavallén: “Son momentos difíciles porque son rachas negativas. Yo estoy en la puerta del vestuario y están todos tratando de acomodar el día de trabajo”.

“Si es por esto, el día a día es extraordinario en el sentido del trabajo que se realiza”, y justificó: “Lo otro son los resultados que no se dan. Los resultados no son positivos en lo que hace a los puntos y al fútbol pero ojalá que en algún momento se tiene que dar y tratamos de hacer todo lo posible para que esto vaya lo mejor posible”.

“El ánimo es muy positivo”, reconoció. Además, reveló: “Ayer hablamos con Pablo y me decía que realmente las derrotas son los que están mandando”.