Lo sostuvieron María Isabel y Fernanda, hermanas de Carla Morel, cuyo cuerpo fue encontrado este lunes sobre la ruta N° 1 en San José de Rincón. “Que se haga justicia”, reclamaron.

Dolor por el femicidio de Carla Morel.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Femicidio en Rincón

Este lunes fue encontrado el cuerpo sin vida de Carla Morel sobre la ruta N° 1 en San José de Rincón.

Los allanamientos en la zona continúan para dar con el celular de la mujer para comenzar con la investigación correspondiente.

Familiares y allegados de la Carla, se manifestaron en la ciudad de Rincón y luego se dirigieron a la zona de rastrillajes para pedir justicia.

En dialogo con el Móvil de SOL 91.5, María Isabel y Fernanda, pidieron la intervención de la justicia para aclarar los hechos y que no vuelva a pasar.

“Yo no sé qué hay detrás de esto, eso lo tendrá que averiguar la policía. Quiero que se ocupe y que esto no sea caso más, que no vuelva a pasar, que la gente nos acompañe para darnos más fuerza para poder estar”, afirmó María Isabel.

“Ellos tendrían que haber cerrado todo anoche y haber dejado un policía, aunque sea en la casa o acá donde la mataron. La mataron de la peor forma. No voy a acusar a nadie porque para eso está la policía. Pero quiero que esto no vuelva a pasar”, manifestó la hermana.

 

Leer más: Repudio de la Mesa Ni Una Menos de Rincón por el femicidio de Carla.

 

“Yo me sentaba a mirar la tele y veía estas cosas, millones de casos, y a veces uno piensa que no le va a pasar. Hoy me estás haciendo una nota… Esto no tiene que por qué seguir pasando en ningún lado, afirmó.

Carla era madre de cinco hijos, al respecto, sus familiares manifestaron: “Dos chicos quedaron sin Carla y nos vamos a tener que ocupar nosotras, de velar por ellos. Lo único que queremos es que se haga justicia. Que no sea un caso más”.

Con respecto a la pareja de Carla, dijo: “Yo sé que se llevaba muy mal, que la maltrataba. Pero cuando tenés un familiar vos te metés hasta donde podés y hasta dónde te dejan. No nos podíamos meter mucho. Ella vive muy lejos y nosotros vivimos en pleno centro de Rincón. No teníamos mucho contacto”.

Por su parte, Fernanda afirmó: “Tenían un sospechoso y lo largaron porque no tenían pruebas. Supuestamente, en la casa quedaba un policía por si pasaba algo. Nunca hubo un policía. Él vino, sacó el auto, se llevó hasta la plata de la verdulería que tenía mi hermana, solo quedó su moto que tiene que venir a buscarla. Él fue el que la encontró. Tenían a un sospechoso y lo largaron hoy”.