El arrepentido entregó el celular que utilizaba para comunicarse con el Ministerio de Seguridad. El contador tiene planeado volver a tener una vida normal.

Leonardo Fariña, arrepentido en la causa de la ruta del dinero K, renunció este jueves al Programa de Protección de Testigos luego de la polémica por el traspaso de ese organismo a la Justicia.

Fariña estregó el celular que utilizaba para comunicarse con el Ministerio de Seguridad y mediante el cual era rastreado, también se quedó sin la custodia de la Prefectura que le proporcionaba el Programa durante 24 horas del día.

Leer más: Condenaron a Leonardo Fariña a cuatro años de prisión

Uno de los hechos que influyó en esta decisión es el posible traspaso del Programa de Protección de Testigos a la Justicia, que está en revisión por el actual gobierno, y la necesidad de volver a tener una vida normal.

Otro de los hechos que terminó de convencer a Fariña es la salud de su padre quien tuvo que ser operado por problemas cardíacos. Según se pudo saber el contador tiene planeado rehacer su vida, volver a estudiar y a trabajar.

Fuente: Infobae