El tatengue cayó 2-0 ante el pincharata con goles de Melano y Otero y volvió a dejar una mala imagen en lo futbolístico. Flojo partido de los de Madelón que ahora hilvanan tres partidos sin ganar.



Unión no logra levantar cabeza, no sólo en cuanto a los resultados, sino también en el volumen de juego producido durante el partido. Al tatengue le está costando mucho generar situaciones de gol y defenderse sin la pelota, da la sensación, en estos últimos juegos, que si los rivales aprietan un poco le pueden marcar un gol. Cosa que no pasaba hasta hace muy pocas fechas. En un partido aburrido, repleto de imprecisiones, Estudiantes le ganó 2-0 con goles de Lucas Melano y Juan Ferney Otero.

En el primer tiempo se vio muy poco fútbol. El local insinuó con llevárselo puesto desde el principio a Unión pero se quedó sólo en eso, intención y no realidad. No hubo situaciones de gol y a pesar que el equipo de Bernardi dominaba la pelota, no generó situaciones de gol. El tatengue estuvo hasta mediados de la primera parte sin poder salir de su propio campo, producto de la presión del pincha. Así se fue este inicio de partido.

En el complemento llegaron los goles, porque emociones casi no hubo en todo el partido. El primero del ex Belgrano, Lucas Melano, tras una buena jugada de Gastón Giménez que ingresó al área por derecha y tiró un centro bajo para el cordobés que tuvo que empujarla ante la mirada de los defensores de Unión. El segundo, fue un pelotazo desde el campo de Estudiantes lanzado por Schunke que agarró muy mal parada a la defensa tatengue y bien posicionado al colombiano Otero, que sacando provecho de su velocidad quedó mano a mano con Nereo Fernández y lo “fusiló” de un derechazo para ponerle cifras definitivas al partido.

A una semana del clásico, no es la mejor imagen que Unión pueda dejar ante sus hinchas. Madelón no logra hacer olvidar a sus jugadores aquel mal paso en Rosario ante Central y no se puede encontrar en la ausencia de Gamba, el único motivo del mal momento tatengue. Solo el entrenador y los jugadores sabrán como salir del pozo pero deberán hacerlo lo más rápido posible porque el domingo 19:15 juegan ante su clásico rival.