15 C
Santa Fe
Acceso a Radio en vivo FM SOL 915

Estatua de minotauro sumergida: ¿Cómo es el mito de esta criatura mitológica?

Existen muchos mitos y leyendas sobre seres mitad toro mitad hombre, pero sin duda el más famoso es el del Minotauro del Laberinto de Creta. Esta nota relata esta épica historia.

El mito griego del Minotauro del Laberinto de Creta

El reciente hallazgo en Neuquén por la misteriosa aparición de una estatua de minotauro de un metro y medio de altura y 250 kilos sumergida en las profundidades del lago artificial Mari Menuco generó intriga en muchas personas sobre el mito detrás de este ser.

Si bien no hay una sola leyenda sobre esta criatura, podemos asegurar que ciertamente una de las historias más antiguas es la que pertenece a la mitología griega. Conocida como la historia del Minotauro de Creta o del Laberinto de Dedalo.

Los mitos griegos tienen como protagonistas, de una forma u otra, a los dioses del panteón griego y su temperamental relación con los seres humanos. Todo sucede en un mundo antiguo donde existen criaturas fabulosas, hechicería e imperios casi inimaginables.

Por lo que la figura de los “héroes” y la de los “monstros” son fáciles de encontrar: el mito del Minotauro tiene todos los componentes de los clásicos mitos griegos.

Minotauro de Creta: El origen del mito

Para relatar la historia de este antiguo mito tenemos que remontarnos a miles de años al pasado e ir a la isla más grande de Grecia, Creta; la cual es también la quinta más extensa en todo el mar Mediterráneo.

Al morir el rey sagrado Asterius (o Asterion) gobernante de Creta, comenzó una contienda por el trono ya que no tenía descendientes con su esposa Europa, Minos, uno de los hijos de Europa con el dios Zeus e hijastro de Asterio, exigió el derecho al trono, declarando a sus rivales que esa era la supuesta voluntad de los dioses. Para probar esto, le rogó al dios de los mares Poseidón que le enviara un toro desde el mar, algo que solo un dios sería capaz de lograr.

En un principio no había respuestas del soberano marino, pero al incluir el juramento de que el toro seria sacrificado en su nombre en una gran ceremonia para honrar al dios. Poseidón hizo que del agua salga un enorme y hermoso toro blanco. Por lo que los distintos pretendientes de la corona se dieron por vencidos y aceptaron a Minos como el nuevo gobernador de la isla.

Minos estaba disfrutando su gran imperio y al observar el majestuoso ejemplar de todo blanco, decidió que sacrificaría otro en su lugar, haciéndolo pasar por el bovino blanco. Por supuesto que este engaño no logró timar a Poseidón quien en su furia decidió maldecir a la esposa de Minos, Pasifae haciendo que se enamorara del toro. Encantada por el dios de los mares, Pasífae persuadió a Dédalo, el gran artesano de la isla para que le fabricara una vaca de madera ahuecada, en la que se escondió hasta que el toro de Creta finalmente se apareó con ella. De esta unión nació el minotauro, llamado Asterius en honor a su abuelo.

Minos no podía creer el hijo que había tenido su esposa, horrorizado y avergonzado por el hecho le ordenó al artesano Dédalo que construyera una estructura tan elaborada y compleja que no solo haría imposible que el monstruo la abandonara, sino que al mismo tiempo cualquiera que entre en ella le fuera difícil encontrar la salida. Así fue como Dédalo construyo el “primer” laberinto al crear una estructura subterránea de pasillos y pasadizos, muchos de ellos sin conexión alguna.

Al terminarse la estructura, enviaron a Asterius al centro de la misma para que se convierta en su morada. En ese lugar la criatura era alimentada con hombres y mujeres quienes eran enviados al laberinto como sacrificio por los gobernantes de Atenas, castigo impuesto por el rey Minos ya que durante Juegos Panatenaicos, una gran celebración artística y deportiva, los atenienses habían asesinado a su hijo Androgeus, algunos mitos sugieren que el príncipe había sido enviado a matar una criatura por el rey Egeo; sabiendo que era una proeza imposible de cumplir resultando en la muerte de quien lo intentase. El envío de jóvenes atenienses al laberinto era anual o cada nueve años según el autor.

Leer más: Apareció la estatua de un minotauro sumergida en un lago de Neuquén

La muerte del minotauro

Este terrible ciclo duro unos años hasta que cuando llegó el momento del tercer sacrificio, el héroe fundador de Atenas, Teseo (hijo de Poseidón según algunos autores) se ofreció como voluntario para ir Creta.

Allí tuvo la fortuna de que Ariadne, hija mayor de Minos, se enamoró de él por lo que decidió ayudarlo revelándole los secretos del laberinto, los cuales fueron otorgados por el artesano por petición de la princesa.

Siguiendo su consejo, Ariadna le dio a Teseo un ovillo de hilo blanco, que el héroe usó para adentrarse dentro de la estructura, reconfortado por el hecho. que siempre sería capaz de encontrar la salida, fue fácil no caer en la paranoia del laberinto. Finalmente, en el centro del lugar, Teseo se encontró con el minotauro y, tras una lucha larga logró derrotar a la bestia. Pudo escapar del lugar utilizando el hilo blanco para encontrar la salida. Así logró liberar a Atenas y de cierta forma a Creta de la criatura. Ariadne y Teseo se casaron en Atenas poco después.

Algunos autores caracterizan al Minotauro como una criatura con fuerza y resistencia sobrehumana. Otras le dan incluso características malvadas, pero hay algunas que victimizan a la bestia al ser una víctima de sus padres.

Este al igual que muchos otros mitos es un claro ejemplo de las fuertes emociones de los dioses griegos; las cuales suelen provocar a su vez diferentes historias.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
Últimas noticias
spot_img
spot_img
Noticias relacionadas