14.3 C
Santa Fe

Estados Unidos: Se generan 51 millones de toneladas de residuos plásticos al año y solo recicla 2,4

Greenpeace y otras entidades alertan del fracaso en la gestión y las dificultades técnicas para tratar polímeros.

Residuos en Estados Unidos 

Un nuevo informe especializado de Greenpeace (Circular Claims Fall Flat Again) demuestra que Estados Unidos está fracasando estrepitosamente en el reciclaje de residuos de plásticos.

El informe se suma al realizado el mes de mayo de forma conjunta las organizaciones Beyond Plastic y The Last Beach Cleanup. En ambos casos, una de las cifras demostrativas es la que indica que en 2021, en Estados Unidos solo se reciclaron entre el 5% y el 6% de los residuos de plásticos.

Leer más: Reporte oficial por los incendios en Argentina: Persisten focos activos en cuatro provincias

El informe de Greenpeace, en concreto, apunta que los hogares estadounidenses generaron el año pasado 51 millones de toneladas de residuos de plásticos mientras que solo se reciclaron 2,4 millones de toneladas.

A pesar de los datos oficiales, en los últimos años se registra un descenso en el porcentaje de residuos de plásticos que se reciclan. Así, las cifras de la EPA (agencia de medio ambiente de Estados Unidos) indican que en 2014 se alcanzó el 9,5% de reciclaje de residuos de plásticos y en 2018 se llegó al 8,7%, las dos cifras más altas en la última década.

Leer más: Comenzó la campaña de Yago Lange: Sacar 20 toneladas de plástico de una playa de Península Valdés

Para Greenpeace USA, uno de los problemas principales es que “la mayoría de los plásticos [que se utilizan actualmente en envases y similares] simplemente no se pueden reciclar“.

El informe Circular Claims Fall Flat Again indica que en Estados Unidos “el reciclaje mecánico y químico de los desechos plásticos falla porque los desechos plásticos son extremadamente difíciles de recoger de forma selectiva, prácticamente imposibles de clasificar para el reciclaje, dañinos para el medio ambiente para su reprocesamiento, a menudo están compuestos o mezclados con productos tóxicos, y porque los sistemas de reciclaje no son rentables económicamente“.

La responsable de la campaña de plásticos de Greenpeace USA, Lisa Ramsden, destaca que “los plásticos de un solo uso son como trillones de pedazos de confeti arrojados desde tiendas minoristas y de comida rápida, y millones de residentes de Estados Unidos, que acaban esparcidos por todo el país cada año“.

Leer más: Encuentran microplásticos en la nieve recién caída de la Antártida

En ese sentido, remarcó: “Simplemente, no es posible recolectar la gran cantidad de estas pequeñas piezas de plástico que se venden anualmente a los consumidores estadounidenses. Ahora, la realidad es que cada año se produce más plástico y se recicla un porcentaje menor. La crisis empeora cada vez más y, sin cambios drásticos, seguirá empeorando a medida, porque se calcula que en 2050 se habrá triplicado la producción de plástico actual”.

Estamos en un punto de decisión sobre la contaminación plástica. Es hora de que las corporaciones cierren el grifo de plástico. En lugar de continuar con acciones de greenwashing con las que se pretenden engañar al público, la industria debería estar en el lado correcto de la historia este noviembre y apoyar un ambicioso Tratado Global de Plásticos que finalmente debería terminará con la era del plástico al disminuir significativamente la producción y aumentar la recarga y la reutilización”, agregó.

El nuevo informe de la delegación de Greenpeace en Estados Unidos insta a las empresas a tomar varias medidas adicionales para mitigar los problemas sistémicos asociados con el reciclaje de plástico, incluida la eliminación gradual de los plásticos de un solo uso, el compromiso con los envases reutilizables estandarizados y la adopción de la versión más ambiciosa del tratado sobre plásticos que promueve la ONU.

Fuente: La Vanguardia
spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas