La USTA envió un proyecto a la ATP y a la WTA para que se juegue el Masters 1000 previo a lo que será el US Open. Según sostienen desde la entidad, se tendrá que jugar a puertas a cerradas.

El plan de la federación estadounidense para la gira de cemento

La Federación de Tenis de los Estados Unidos, elevó una propuesta a la ATP y la WTA para trasladar el Masters 1000 de Cincinnati a Nueva York en agosto próximo y que sea el torneo antesala del US Open.

De esta forma, evitaría a los jugadores tener que trasladarse de una ciudad a otra y, al concentrarse la actividad en una misma sede, se disminuiría el riesgo de contagio de coronavirus.

La propuesta que elevó la USTA consiste en jugar el Masters 1000 de Cincinnati en Nueva York entre el 17 y 23 de agosto, y de inmediato el US Open del 24 de agosto al 13 de septiembre, ambos en Flushing Meadows, al norte de Queen´s.

La información adelantada por The New York Times y consignada por la agencia EFE, resalta que la propuesta puede tener acogida favorablemente porque al concentrar a los tenistas en una misma ciudad se evitarían viajes y riesgos de contagios, además se podría controlarlos mejor y garantizaría poder jugar los torneos en un circuito paralizado desde el 8 de marzo pasado a raíz de la pandemia.

Leer másEl tenis ya se reanudó en la mitad del país

Es una de las opciones que se están considerando“, dijo Stacey Allaster, directora ejecutiva del tenis profesional de la USTA, y remarcó que será “muy difícil” que los torneos puedan jugarse con público, que serían a puertas cerradas.

Fuente: Télam