El sacerdote italiano Paolo Glaentzer abusó de una niña de 11 años y para justificarse dijo que creyó que la niña “tenía al menos 15 años”.

Paolo Glaentzer, sacerdote italiano de 70 años, fue arrestado tras ser descubierto en el interior de un auto con una nena de 11 años de la que intentó abusarse sexualmente. Una vez que se conoció el caso, Glaentzer dijo ante la prensa: “hay simpatía mutua con la niña, cuando me enteré de que tenía 11 años… yo creí que tenía al menos 15″.

No conforme con eso, continuó excusándose atribuyendo su culpa a cuestiones religiosas. “El diablo me puso una zancadilla”, dijo más tarde. Además agregó:”He cometido un error, lo admito, nuestro Señor lo considerará. Él es capaz de hacerlo”.

“Tener plena confianza en Jesús y María, y apoyarse en nuestro Señor te da una confianza y una alegría inexplicable, a pesar de todo lo que ha sucedido. Los diarios han exagerado al contar este hecho“, fueron otras de las declaraciones aberrantes que lanzó.

El sacerdote fue arrestado por violencia sexual agravada y cumplirá el arresto en su casa, en el pueblo de Bagni di Lucca.