El 31 de mayo de cada año, la OMS (Organización Mundial de la Salud)  y sus asociados mundiales celebran el día sin tabaquismo.

Foto ilustrativa

8 millones de personas mueren al año por el tabaco

La campaña anual del Día Mundial sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo a nivel mundial, es una oportunidad para concienciar sobre los efectos peligrosos y letales del consumo de tabaco en las personas y sobre todo a la exposición al humo del cigarrillo ajeno.

El Día Mundial Sin Tabaco se centra en el tabaco y la salud pulmonar. La campaña servirá para concienciar sobre las consecuencias negativas para la salud pulmonar de las personas, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas; y el papel fundamental que desempeñan los pulmones para la salud y el bienestar de todas las personas.

El humo del tabaco repercute de manera importante en la salud pulmonar de los fumadores y no fumadores en todo el mundo. A nivel mundial, se calcula que 165 000 niños mueren antes de cumplir 5 años por infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo de tabaco ajeno. Los que viven hasta la edad adulta siguen sufriendo las consecuencias para la salud.

Para alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de reducir en un tercio la mortalidad prematura por ENT para 2030, el control del tabaco debe ser una prioridad para los gobiernos y las comunidades de todo el mundo.

La estadística oficial de la OMS es alarmante, aproximadamente 8 millones de personas mueren al año por el tabaco, mientras que 1 millón son por exposición al humo del cigarrillo.

 

Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)