El histórico líder de la barrabrava de Boca fue autorizado por la Justicia para poder presenciar el River-Boca en el Bernabéu.

Hinchas autoconvocados de Boca despiden al plantel rumbo al aeropuerto de Ezeiza para viajar a Madrid, Rafael Di Zeo abre camino al colectivo.

La impunidad de los barras ya quedó demostrada en reiteradas ocasiones. Aún en plena discusión de una ley “anti-barrabravas”, se pudo observar este martes a la noche, cuando el plantel de Boca se dirigía al aeropuerto para viajar a Madrid para disputar la final de la Copa Libertadores, como Rafael Di Zeo, histórico líder de “La 12”, abría paso al colectivo que transportaba a los jugadores entre los hinchas Xeneixes que habían organizado un banderazo para despedir al plantel antes de su viaje.

Pero no todo quedó ahí, sino que Di Zeo pidió a la Justicia el permiso de poder viajar a Madrid para “alentar” a Boca en el Bernabéu. Y como no podía ser de otra manera, recibió ese “permiso” y podrá viajar a Madrid. Si podrá ingresar o no a la cancha es otra cuestión.

Di Zeo tiene varias causas abiertas, una por encubrimiento de un secuestrado en el Tribunal 8, ya elevada a juicio oral; otra por la instigación de dos homicidios en el marco de la interna de la barra de Boca, aún en proceso legal.

Pero esto no son motivos para evitar que ingrese el “Estadio Santiago Bernabéu”. De acuerdo a lo que dijo Guillermo Madero, director nacional de Seguridad en eventos futbolísticos, todos los barrabravas que figuren en la lista del programa “Tribuna Segura” no podrá ingresar a la cancha, y Di Zeo es uno de los 3.500 que integra esa lista.