En un operativo rutinario realizado por Gendarmería Nacional en la provincia de Santiago del Estero encontraron a las aves en la parte trasera de un automóvil.

Santiago del Estero: Rescatan más de 200 loros habladores

Este domingo durante una jornada calurosa en Santiago del Estero, agentes de Gendarmería Nacional encontraron en el baúl de un automóvil 216 loros habladores, el auto se dirigía a la provincia de Santa Fe. Las autoridades secuestraron a los animales y fueron entregados a la Dirección de Bosques y Fauna de la Provincia.

Leer más: Casi un zoológico: Allanaron un campo en Balcarce por tráfico de fauna silvestre con más de 300 animales

Durante un operativo rutinario de tránsito en la Ruta Nacional 34, a la altura del kilómetro 492, y a kilómetros de la ciudad de Pinto, los efectivos de Gendarmería Nacional detuvieron a un Renault Fluence color bordó, que intento evadir el puesto de control y no ser inspeccionado. En el automóvil viajaban dos hombres que sospechosamente mantenían el volumen del equipo de sonido al máximo. Por lo que los agentes les pidieron que bajaran el volumen; tras desistir con su negativa lo hicieron. Los efectivos rápidamente comenzaron a escuchar ruidos extraños que salían del baúl del auto, por lo que les ordenaron salir del auto y abrir el baúl.

En el mismo encontraron 216 loros amontonados que eran trasportados de forma ilegal a la provincia de Santa Fe. Las aves pertenecen a la especie amazona aestiva, la cual habita en las selvas en el Centro de Bolivia y Brasil, y partes del norte de Paraguay y Argentina.

Leer más: Fotografían por primera vez en Argentina una rara especie de loro

El hecho fue rápidamente fue catalogado como tráfico ilegal de fauna argentina, violando la Ley 4.802 de Conservación de la Fauna Silvestre. Entre los loros había pichones que no llegaban a los 4 meses.

El conductor del auto y el acompañante al ser indagados declararon que venían de la localidad de Pampa de los Guanacos, en el interior Santiagueño, y que se dirigían a San Lorenzo, provincia de Santa Fe.

La fiscalía de la localidad de Añatuya, a cargo de la fiscal Cecilia Rimini, imputó a los hombres por infringir la Ley de Conservación de la Fauna Silvestre y dispuso el secuestro de las aves, que fueron entregadas al personal de Fauna y Bosques provincial en el destacamento forestal de Ojo de Agua. Los hombres quedaron en libertad, pero involucrados en la causa.

Leer más: Nació “Nieve” una tigresa de Bengala blanca en Nicaragua

El comercio ilegal de fauna es una de las principales causas en la perdida de la biodiversidad. Muchos de estos animales nunca llegan al destino ya que mueren en el camino. No todos terminan siendo mascotas, algunos son vendidos para la elaboración de productos textiles.

El tráfico de animales afecta a todos los animales, pero las aves usualmente suelen ser víctimas de esta práctica por el elevado precio de algunos ejemplares y por la facilidad en que algunos pueden ser transportados

Leer más: Medioambiente: El año de los incendios y ¿La conciencia ambiental?

Fuente: La Nación/Infobae