En la cúpula de la empresa, el desafío es retomar las conversaciones con los acreedores para tratar de alcanzar un acuerdo con el que se evite la quiebra de la firma santafesina.

Marcha atrás a la intervención de Vicentin

Desde Vicentin celebraron la decisión del presidente Alberto Fernández de dar marcha atrás al DNU que se firmó para avanzar en la intervención y posteriormente en la expropiación de la empresa agroexportadora de Avellaneda, Santa Fe.

Desde la cúpula de la firma, se pronunciaron al respecto: “Vemos con buenos ojos esta decisión de dar marcha atrás con los intentos de intervención y de expropiación, que obviamente encontraron una respuesta muy negativa tanto en el ámbito judicial, como en el social y el empresarial”, manifestaron.

Leer más: Ordenaron nuevos allanamientos a la empresa Vicentin

Para Vicentin, la empresa siempre tuvo una posición flexible: “La idea ahora es seguir trabajando dentro del concurso para encontrar las soluciones o el ingreso de capitales ya sea con el formato del ingreso de nuevos accionistas o con la constitución de un fideicomiso”, dijeron.

Sin embargo, se mostraron optimista en poder solventar la deuda que, según los expedientes, es de hasta 100.000 millones de pesos: “Ojalá que nos dejen laburar. La empresa puede afrontar las deudas, tiene la capacidad para encontrar a actores para crear el formato de fideicomiso u otro que permita avanzar. La empresa está funcionando y está con los sueldos al día. Ahora tiene que encontrar una solución para su deuda y la va a encontrar”, concluyeron.

Fuente: Clarín