CbYm3U3WAAAjudj Sobre el cemento norteamericano, Juan Martín del Potro le puso fin a una ausencia de 327 días lejos del circuito. Recuperado luego de tres operaciones en la muñeca izquierda -la que emplea para pegar de revés-, el tandilense recomenzó su carrera desde el puesto 1041° con su participación en el ATP de Delray Beach, y con un muy buen triunfo sobre Denis Kudla (65°) por 6-4 y 6-1, en una hora exacta de juego. En el comienzo, Delpo mostró buenas sensaciones. Pegó con mucha soltura en el saque y en la derecha, con la que no perdió ni un ápice de potencia, y marcó distancias sobre el estadounidense Denis Kudla, para cerrar el primer set con un cómodo 6-1 en 24 minutos, tras dos quiebres de servicio. En el segundo parcial, el tandilense consiguió un prematuro quiebre en el primer game y, aunque Kudla mejoró un poco, Del Potro consiguió mantener la diferencia. Con el score 5-4, sentenció el partido con seguridad: conectó dos saques ganadores, se colocó match-point con una derecha cruzada, y cerró el duelo con un ace. Así terminó una ausencia de once meses lejos de las canchas, con un poco de emoción en su reencuentro con el mundo de las raquetas. “Estaba nervioso antes del partido. La atmósfera fue sensacional, me sorprendió el clima que hubo. Era un partido muy importante en mi carrera. Sé que, si estoy sano, mi tenis vendrá y volveré a ser peligroso algún día. Ahora estoy en el medio del proceso de solucionar mi problema con el revés. Voy a enfocarme para tratar de mejorarlo, tengo que seguir trabajando”, destacó Del Potro en la rueda de prensa posterior a su triunfo. “Estoy impresionado por el nivel que mostré esta noche, por haber ganado y por la forma en que lo hice después de casi un año sin jugar. Por ser mi primer partido, creo que el revés estoy bien. Ganar fue un desahogo, porque dudé muchas veces sobre si iba a poder volver. Mirar al cielo esta vez fue un poco más especial que en otros partidos”, amplió quien fue campeón del US Open 2009. “Hoy estoy contento. Lo que falta, a mi revés y al resto de mi juego, es sumar minutos, tener más competencia. Al subir el nivel de entrenamiento, la mano sube la intensidad y hay que acostumbrarse. Tendré que tener paciencia”, dijo Del Potro, que por el momento continuará sin un entrenador: “Por ahora, la prioridad es darle lugar a la recuperación, y cuando esté instalado, armaré mi equipo”. “Quiero jugar al tenis muchos años más. La mano está bien, no tengo dolores fuera de lo normal. Seguramente me cueste dormir y relajarme, pero estoy bien. El resultado del jueves -contra Smith- será lo menos importante. Aunque mi cabeza piense muchas cosas, aunque traiga recuerdos y me imagine en el futuro, hoy mi energía está acá. Sufrí tanto que ya no me quejo de nada”, contó la Torre de Tandil. Fuente: Canchallena https://twitter.com/delpotrojuan/status/699817421981483008]]>