Juan Martín Del Potro avanzó esta mañana a las semifinales
de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada, y se transformó en el tercer
tenista argentino en alcanzar esa instancia sobre el césped londinense, luego
de que lo hicieran David Nalbandian y Gabriela Sabatini.

 

El tandilense, ubicado en el octavo puesto del ranking ATP,
dejó en el camino al español David Ferrer, cuarto en el escalafón, con
parciales de 6-2, 6-4 y 7-6 (5). El viernes se cruzará con el serbio Novak
Djokovic (1), quien superó al checo Tomas Berdych (6) por 7-6, 6-4 y 6-3.

 

Delpo asustó a todos en el primer game del partido, ya que
se esforzó para correr una pelota, se resbaló y se resintió de la lesión que
arrastra en la rodilla izquierda. Fue atendido, su entrenador le pidió que
probara al menos por un par de games y así lo hizo, con resultados
satisfactorios.  

 

El bonaerense logró su primer quiebre en el cuarto game del
set y se colocó 3-1, ventaja que estiró en el séptimo juego para ponerse 5-2 y
cerrar el capítulo con su servicio. El segundo acto fue más parejo, pero a Del
Potro le alcanzó con un rompimiento en el noveno game para llevárselo.

 

El último set fue el más duro, ya que se definió en un tie
break que tuvo al argentino con ventaja de 4-1. Pero el ibérico se recuperó e
igualó las acciones 4-4 para ponerle algo de tensión al encuentro. Finalmente,
Del Potro lo sentenció con una tremenda derecha a la carrera.

 

“Jugué mi mejor tenis y le gané a uno de los mejores de
la temporada. Le pegué muy bien a la pelota y la derecha funcionó
perfectamente. Estoy muy feliz con mi nivel”, señaló el tandilense, quien
añadió: “Es difícil concentrarse cuando tenés la cabeza en la rodilla,
pero salí adelante”.

 


Fue el noveno enfrentamiento entre ambos en el circuito y la
tercera victoria de la Torre,
que venía de perder cuatro encuentro de forma consecutiva. Ahora contará con un
día y medio para recuperar un poco la rodilla. Adelante estará el mejor del
mundo. 

 

Fuente: TyC Sports