Los equipos argentinos sellaron la clasificación a la próxima ronda del torneo internacional. Esta noche intentará lo mismo Independiente y Unión.

Los argentinos se hacen fuerte en la Sudamericana

Buena jornada para los equipos argentinos en la Copa Sudamericana. El primero en saltar a la cancha fue Defensa y Justicia, quien como local cerró su pase a los octavos del torneo sudamericano al empatar por 1 a 1 frente al Sportivo Luqueño.

El Halcón de Varela había logrado en Paraguay la victoria por 2 a 1 por lo que el empate le dio la clasificación a la próxima llave donde chocará con el Vasco da Gama de Brasil.

Asimismo, otro en sellar una clasificación histórica fue Lanús en Brasil. El Granate pudo aguantar, revertir y asegurarse el pase luego de caer por 4 a 3 con el Sao Paulo en el Morumbí.

El conjunto que dirige Luis Zubeldía quedó en desventaja a pocos minutos del final. Pero la entrega y los errores defensivos del equipo brasileño hicieron que Orsini aparezca y le de el gol agónico para la clasificación. En la próxima ronda, los argentinos enfrentarán al Bolivar de Bolivia.

Por último, Vélez fue con expectativas a Uruguay de traerse la clasificación. El Fortín, que no había pasado del 0 a 0 en Liniers, dio el golpe a los 90 minutos. Thiago Almada desde los 12 pasos puso a los argentinos en los octavos de final.

A los 95, con el tiempo ya cumplido, el “Cebolla” Rodriguez puso el empate final que no le iba a alcanzar a Peñarol. De esta forma, Vélez se ubicó en los octavos de final donde chocará con Deportivo Cali de Colombia.