El Ministerio de Ambiente desbarató dos talleres clandestinos de taxidermias en la provincia de Buenos Aires, bajo la sospecha que detrás de estos opera una red de cazadores furtivos y tráfico de animales de especies protegidas.

Foto: Ministerio de Ambiente

Allanamientos en San Justo y Florencio Varela

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación realizó dos allanamientos simultáneos en las localidades bonaerenses de San Justo y Florencio Varela, donde se decomisó gran cantidad de productos de la fauna silvestre, como pieles y taxidermias de animales. El operativo se hizo a través de la Brigada de Control Ambiental (BCA).

Leer más: Vuelen alto: Siete cóndores fueron liberados en Río Negro

Entre el material que se encontró había cabezas y pieles de ciervos y antílopes de distintas especies, pumas, león africano, gato tirica y cueros de elefante africano.

Por otro lado, en otro de los talleres allanados se halló un hipopótamo en proceso de curtido. Algunas piezas se encontraron taxidermizadas y otras congeladas, listas para ser sometidas a este proceso.

Leer más: Día Mundial del Rinoceronte: Grandes animales víctimas de la codicia humana

El allanamiento fue ordenado por el Juzgado Federal de Quilmes, en el marco de la causa por infracción a la Ley de Conservación de la Fauna Silvestre, y concretado por la BCA en conjunto con el Departamento Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina. Dicho juzgado determinó que las piezas secuestradas sean llevadas para su custodia al Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia.

En tanto las dos personas imputadas, que no contaban con toda la documentación que avale la legítima tenencia de los mismos, quedaron detenidas.

Fuente: Ministerio de Ambiente