Los dirigidos por Dalic vencieron por 2-1 a Inglaterra y jugarán el partido decisivo para ver quién se lleva la copa a casa. El domingo, a las 12 (hora Argentina), Francia-Croacia, la final.

Rusia 2018 es, sin dudas, el Mundial más atípico de la historia. Grandes selecciones quedando eliminadas de manera prematura, batacazos en todas las instancias y, ahora, una final inédita. Croacia se convirtió en el segundo finalista y enfrentará a Francia el domingo para quedarse con la tan deseada copa.

Con goles de Perisic y Mandzukic, los helvéticos eliminaron a una envalentonada Inglaterra que ya se veía levantando el trofeo desde hace días. El golazo a los 5 minutos de comenzado el juego de Kieran Trippier, no alcanzó para los británicos que se quedaron en la puerta de la gran final.

Tras rememorar la pegada de Beckham con el gran gol de Trippier, los Tres Leones agarraron confianza y hasta pudieron incrementar la ventaja a través de Harry Kane. Pero el delantero del Tottenham erró de manera increíble su definición y dejó vivo a los croatas.

En el complemento, liderados por Modric, un error de Walker que se durmió en la marca, permitió el anticipo de Perisic que puso el 1-1 que iba a llevar las cosas al alargue. El propio Perisic, pocos minutos después de su gol, estrelló un tiro en el palo. A pesar del cansancio, con mucho amor propio, Croacia no se daba por vencida.

Tal fue así que en el complemento, a pesar de tener encima varios minutos más por jugar alargue en las últimas dos instancias, los dirigidos por Zlatko Dalić fueron muy superiores a los británicos y Mario Madnzukic, con el gol más importante en lo que va de su carrera, llevó a su selección a disputar la final del Mundial.

Ésta Croacia versión 2018, superó a la de 1998 cuando cayeron en semis ante el rival que deberán enfrentar en la final, Francia. El domingo, a las 12, Croacia-Francia jugarán la final del Mundial.