Se presentan ante la fiscal Zamboni, después de negarse a hacer su descargo el mes pasado.

Luego de masivas marchas en distintos puntos del país solicitando justicia por la muerte de Fernando Báez Sosa, los ocho rugbiers detenidos vuelven a presentarse ante la fiscal del caso, Verónica Zamboni, después de negarse a declarar el pasado 20 de enero.

Ahora tendrán una nueva posibilidad de hacer su descargo sobre el asesinato a golpes del joven de 19 años frente al boliche “Le Brique“.

Leer más: Marcharon para pedir justicia por Fernando Báez Sosa en Villa Gesell

Los ocho jóvenes fueron trasladados bajo un estricto operativo de seguridad desde la Alcaidía de la Unidad Penitenciaria 6 de Dolores hasta la fiscalía de Villa Gesell, donde llegaron minutos después de las 8. Zamboni los notificará de su decisión de acusarlos a todos de la coautoría del homicidio, y del doble agravante de la alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas, como las lesiones sufridas por los amigos de la víctima.

Máximo Thomsen y Ciro Pertossi fueron considerados “coautores” en la primera etapa de la instrucción. Pero el lunes Zamboni sumó con esa misma calificación a Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz, Matías Benicelli, Lucas Pertossi, Enzo Comelli y Blas Cinalli. Los únicos que seguirán acusados como “partícipes necesarios” serán Alejo Milanesi y Juan Guarino, excarcelados la semana pasada por falta de mérito y que serán indagados el próximo jueves.

Fuente: TN