Javier Correa está teniendo un buen presente desde que llegó en el último mercado de pases a Colón. Goles en la Sudamericana y la Superliga hicieron que el delantero se convierta en uno de los indispensables a la hora del armado del equipo.


El delantero proveniente de Godoy Cruz, Javier Correa, se transformó rápidamente en titular indiscutido a fuerza de goles. Un tanto al Zamora en la Sudamericana y el gol en el clásico como los más importantes que lleva marcados hasta ahora, hicieron que la gente le tome cariño y ponga en aprietos al entrenador a la hora del armado del equipo.

Consciente de su buena actualidad, deja sus goles en un segundo plano: “Lo importante es que el equipo siga sumando y que el equipo pueda entrar a la Libertadores”. También se mostró autocrítico: “Se que no estoy jugando muy bien porque pierdo pelotas que no debo perder, pero no me desespero”.

En cuanto al desarrollo del juego en el último partido dijo: “Tenemos que mostrar más convicción, más deseos de ganar los partidos para que no nos vuelva a pasar lo del primer tiempo ante Olimpo”. Por el cambio mostrado en la segunda parte, declaró: “Se vio otra garra, otra predisposición para jugarlo. Entramos medio dormidos en el primer tiempo. Si nos hacían uno o dos goles estaba bien. Tenemos al ‘negro’ (Alexander Domínguez) que saca todo también”.

Con respecto al próximo encuentro frente a Lanús: “Les gusta salir jugando, trataremos de contrarrestarlos”, cerró.