Se trata de los enfermeros Manuel Vicente Mora de 56 años y de María Adriana Sanmartino de 61. A cada uno se les impuso una pena de tres años de prisión de ejecución condicional. También fueron inhabilitados para ejercer sus profesiones por seis años.

Caso Daiana Buratti.

Caso Daiana Buratti

Manuel Vicente Mora de 56 años y María Adriana Sanmartino de 61 fueron condenados a tres años de prisión condicional cada uno como coautores del homicidio culposo de Daiana Lorena Buratti cometido en 2014 en la ciudad de Santa Fe. 

Se trata de dos enfermeros, a quienes también se les impuso inhabilitación especial para ejercer su profesión por seis años.

Mora y Sanmartino fueron condenados como coautores del delito de homicidio culposo.

 

Leer más: Imputaron a un enfermero por el caso Daiana Buratti.

 

Sachet de potasio

“El delito que investigamos fue cometido el miércoles 27 de agosto de 2014 en un sanatorio ubicado en calle 25 de mayo al 3.200 de la ciudad de Santa Fe”, precisó De Pedro. “Fue entre las 22:00 y las 23:00, momento en el cual Sanmartino finalizaba su jornada de trabajo como enfermera y Mora ingresaba para cubrir el turno de la noche”, aclaró.

“Alrededor de las 22:00, Sanmartino le suministró a Buratti un sachet de potasio cuyo contenido no era la medicación que había sido ordenada para la víctima”, explicó el fiscal.

De Pedro relató que “los condenados hicieron caso omiso a los avisos manifestados por los padres de la víctima, quienes desde la tarde habían identificado que la niña presentaba problemas por la medicación que le estaban suministrando”.

 

Leer más: Los padres de Daiana Buratti piden justicia.

 

El funcionario del MPA sostuvo que “Mora volvió a suministrarle una dosis, e hizo nuevamente caso omiso a los gritos manifestados por la menor de edad”.

“Buratti sufrió finalmente una descompensación que derivó en un paro cardiorespiratorio y su posterior muerte minutos después de la medianoche”, aclaró De Pedro. Y subrayó que “el accionar de los condenados revela un comportamiento negligente, ya que ninguno adoptó las precauciones que les conciernen como profesionales de la salud”.

Asimismo concluyó que “no controlaron la medicación suministrada ni tuvieron en cuenta los síntomas que presentaba la paciente, que se reflejaron en una relación de causalidad con su fallecimiento”.

Fuente: MPA.