Este lunes hubo reunión entre el intendente Emilio Jatón y representantes de Ersa y Autobuses Santa Fe en donde manifestaron su preocupación por el pedido del gobierno nacional de congelar las tarifas a cambio del envío de subsidio.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Este lunes por la mañana, representantes de Ersa y Autobuses Santa Fe se reunieron con el intendente Emilio Jatón y le manifestaron la preocupación que gira en torno al congelamiento de las tarifas, pedido por el Gobierno Nacional, a cambio del envío de subsidios.

La semana pasada trascendió que los subsidios nacionales para esta capital serán menores a los recibidos el año pasado, esto generó un alerta que hasta podría peligrar que no se pague los salarios y la reducción de la frecuencia.

En este caso, Lucas Fernández quien es el gerente de Autobuses Santa Fe, lo definió como una situación “crítica” y recordó que la resolución que Nación quitó le presentaba a la ciudad el pago de una suma mensual de 24 millones de pesos y que “en el mes de enero ya no se cobró“.

Fernández explicó que no hay posibilidad de aumentar el boleto: “Porque el acuerdo con el estado nacional es que esos subsidios agregados estén atados a un congelamiento de la tarifa“.

Además dijo que el servicio no puede durar más de una semana por el desfinanciamiento que tiene el sistema: “Hoy, más allá del pago de sueldos de enero, mas allá de cualquier cosa que se quiera plantear; hoy a la ciudad le faltaron este mes, que a esta altura se hubiera cobrado, 24 millones de pesos al sistema“.