El exayudante de Sabella en la selección habló telefónicamente por SOL 91.5 en La Tercera y habló del Tate, de las inferiores y de su amor por Estudiantes. Reviví la nota.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Claudio Gugnali, exjugador y ayudante de campo cuando Sabella se hizo cargo de la selección y fue subcampeón en el mundial de Brasil 2014, habló telefónicamente en La Tercera que se emite por SOL 91.5 de lunes a viernes a las 19 horas.

En primer lugar, Gugnali manifestó su alegría por la inauguración de UNO, el nuevo estadio de Estudiantes: “El 9/11 fue un día histórico, hay mucha pertenencia. Estudiantes de La Plata es admirable, es ejemplo“, remarcó que el Pincha es el uno del país. Además el entrenador elogió la vuelta de Mascherano a la Superliga: “Mascherano eligió nuestro club para venir a Argentina“, sentenció.

En la vuelta a Superliga, Unión deberá enfrentar a Estudiantes el 29 de enero en el nuevo estadio Pincha, Gugnali manifestó su aprecio a la institución Rojiblanca ya que la dirigió en 2007: Personalmente es el partido que no quiero que pierda ninguno de los dos, a mí me une muchos sentimientos con Unión, me quedó pendiente. Unión tiene partes de Estudiantes pero no lo saben aprovechar“.

Leer más: Gugnali: “Unión debe ser una fábrica de jugadores y no un despacho”

El oriundo de Ensenada fue crítico con la directiva y su maneja en materia de inferiores: “El club tiene una deuda enorme, no está sembrando nada. Sigue estando igual“, manifestó. “El futuro inmediato está ahí. A Barisone se lo valoró cuando no estuvo más. Lamentablemente los chicos del club no terminan de enamorarse y se van”, reiteró.

Claudio dejó el mensaje a futuro de darle prioridad al semillero ya que será el futuro de cualquier club: “El secreto es no malgastar e invertir en inferiores. No hay misterios. La única salvación de los equipos como Unión es provocar su propio mercado, darle continuidad a los chicos del club“, finalizó.

Leer más: Gugnali: “Unión está condenado al éxito, solo tiene que encontrar el camino”