Lo afirmó la precandidata a senadora por el departamento La Capital por Encuentro por Santa Fe en dialogo exclusivo con SOL 91.5.

Patricia Chialvo.

(Para escuchar el audio desde el celular apretá en “listen in browser o escuchar en el navegador”)

Elecciones 2019

La precandidata a senadora por el departamento La Capital por Encuentro por Santa Fe, Patricia Chialvo, dialogó en exclusiva con Malas Costumbres por SOL 91.5 sobre las próximas elecciones.

En este sentido, Chialvo hizo referencia a la situación de los santafesinos: “lo que preocupa es la subsistencia”, sostuvo.

“Nosotros hasta el año pasado veíamos con mucha preocupación el tema de la inseguridad, pero asociado al tema de consumo de sustancias. El tema adicciones atraviesa muchísimo a las comunidades de nuestros barrios. Hay barrios donde las familias están atravesadas por esta situación, ya sea por consumo, por delito, por lo que sea”, afirmó. “Hoy, lo que está preocupando, es la subsistencia. Hay mucha gente que no tiene para comer y come de lo que pesca”, aseguró.

“En otras épocas y en otras crisis, había determinadas referencias del Estado donde la gente iba a comer. Hoy eso no existe. Te quedás sin respuestas porque la gente te está planteando algo básico como la alimentación”, sostuvo.

“Esto tiene que ver con medidas macroeconómicas: la pérdida de empleo es tremenda, que eso, hacia abajo va generando desocupación. La gente de los barrios generalmente trabaja en la construcción, trabaja en el comercio, en el servicio doméstico, si la clase media va perdiendo capacidad comercial o de producción y de trabajo, por supuesto que, el achique va hacia abajo. En segundo lugar, la hiperinflación pega muchísimo, explicó.

“La gente compra por la plata que tiene y eso provoca un dolor inmenso porque nosotros en el 2006 – 2007, en el último gobierno peronista, desde el Desarrollo Social de la Municipalidad habíamos implementado un programa que se llamaba ´Volver a casa´ que significaba volver a armar la mesa en casa después de tantos años de comedores comunitarios porque la gente ya no necesitaba ir a buscar la comida. Hoy eso no deja de genera muchísima preocupación”, ilustró. “Los comedores municipales habían cerrado y se entregaba un bolsón de refuerzo alimentario una vez al mes”, agregó.

“Hoy es un retroceso enorme volver a hablar de la subsistencia diaria. En los barrios reina la tristeza y esto define la situación actual de los mismos, finalizó.