Central recibiría en las próximas horas una suculenta oferta por el santotomesino, del cual el Tatengue tiene el 50% de su ficha. Si es superior a la opción que tiene el Canalla para adquirir el pase completo, la entidad de la Avenida se vería beneficiada.

En Unión se espera con mucha expectativa una oferta que en las próximas horas Rosario Central recibiría por Mauricio Martínez, volante surgido futbolísticamente de la entidad de la Avenida y del cual tiene el 50% de su ficha.

Vale recordar que en el acuerdo firmado en junio del año pasado Central adquirió la mitad de la ficha (la operación según lo oficializó Unión se cerró en una suma cercana a los 3.000.000 de dólares), con la opción de comprar el otro 50% en septiembre de 2018. Sin embargo, si lo vende antes de esa fecha debería darle la mitad al club que preside Luis Spahn.

En tanto, si el Canalla rechaza una oferta superior a los 3.000.000 de dólares, debería compensar con la mitad de dicho ofrecimiento a Unión para poder retener al jugador. En tanto, si el que recibe la propuesta es el Tate, la misma supera el monto del acuerdo cerrado en 2016 y el Canalla la rechaza, también debería compensar a los Rojiblancos.

La Capital de Rosario dio a conocer la propuesta que recibiría Central en los siguientes términos: “Después de que Leonardo Fernández quede oficializado como nuevo entrenador de Central aparecerán las charlas para el armado del plantel que el próximo año afrontará la segunda parte de la Superliga. Si Independiente se consagra hoy ante Flamengo el canalla también deberá disputar la Copa Sudamericana. Por lo pronto, en Central manejan hoy la información de que en los próximos días podría llegar una oferta por Mauricio Martínez, de quien Central posee el 50 por ciento del pase y por quien a mediados de 2018 deberá comprar el 50 restante para no perder los derechos federativos”.

Más adelante, se informa: “En principio, en Central no está previsto desprenderse del jugador, teniendo en cuenta que es dueño de la mitad del pase. Salvo que la oferta sea irresistible. La palabra de Leo Fernández será clave en este sentido. Es que el técnico dirá qué jugadores pretende conservar y a quiénes liberar para que puedan ser negociados. En este último grupo aparecen los casos de Gustavo Colman (si consigue club es factible que se le rescinda el contrato) y Santiago Romero, quien llegó a préstamo”.

Fuente: La Capital