Así se excusó Dante Giménez esta mañana en la audiencia de prisión preventiva en tribunales. El juez Falkenberg no creyó la versión y ordenó que permanezca detenido por sesenta días.

0020790870
“Yo sabía lo que estaba haciendo”, dijo Dante Marcelo Giménez, quien hasta la semana pasada se desempeñaba como subjefe de la Unidad Regional XI del departamento Las Colonias con sede en la ciudad de Esperanza. Según el policía de alto rango y exagente de la Policía de Investigaciones de Rafaela, las coimas cobradas a distintos comerciantes de locales abocados al juego clandestino se efectuaron ya que el mismo estaba llevando a cabo una investigación para desbaratar la actividad ilícita.
“Yo únicamente necesitaba lugar, monto y fecha para luego llevarle la investigación a la doctora Urquiza (fiscal)”, dijo en una acalorada y extensa audiencia que duró poco más de tres horas y media.
Giménez, que durante la audiencia imputativa del pasado sábado no prestó declaración, explicó este miércoles ante el juez, Nicolás Falkenberg, que cuando se hizo cargo de la subjefatura de la URXI, en abril pasado, tomó la iniciativa de investigar el juego clandestino en la ciudad de Esperanza y la región. Por lo tanto, inició ciertas tareas de inteligencia con el otro agente policial, Aldo Wettstein, quien se desempeñaba como numerario de la unidad y que además oficiaba como cocinero de la dependencia.
Su declaración se dio en el marco de la audiencia de prisión preventiva donde además debatieron su libertad otros tres imputados: el mismo Wettstein y otros dos comerciantes, Carlos Alfredo Trod y José María Sanchez, que explotaban el local “La Palmera” ubicado en ruta 70 y el cruce con la 6. Los tres fueron beneficiados con la excarcelación tras el pago de una fianza de $500.000.

Causa Juego Clandestino: Secuestraron computadoras y un auto en Esperanza

Fuente: Uno Santa Fe