Los ataques se dieron a pesar de que las playas solo fueron habilitadas como solariums.

Un total de 19 personas fueron atacadas por palometas durante este fin de semana mientras se bañaban en la laguna Setúbal de la ciudad de Santa Fe, pese a que sus costas no fueron habilitadas como balnearios debido a la bajante que experimenta todo el sistema del río Paraná.

Voceros de Defensa Civil atribuyeron los ataques de esos peces carnívoros a las altas temperaturas, ya que es en esas condiciones cuando se acercan a las orillas.

Un relevamiento efectuado indica que hubo 12 personas heridas en la tarde del viernes y otras 8 en la jornada del sábado por lo que los guardavidas colocaron banderas rojas en las playas de la Costanera Este de la laguna Setúbal.

De todas formas, la bajante del río hizo que las autoridades no habilitaran ninguna playa en la ciudad para ingresar a las aguas, lo cual restringe las actividades de las playas a simples solariums.

El análisis de las aguas indicó que la bajante incide de manera negativa en su calidad, con elevada presencia de microorganismos.

Las personas atacadas por las palometas presentaron heridas en pies y manos y no hubo casos de gravedad, por lo que recibieron curaciones y fueron dadas de alta.

 

Fuente: UnoSantaFe