Daniel Billy Oyarzún, que atropelló y mató a un ladrón, fue declarado como “no culpable” por un jurado popular y decidieron absolverlo.

El jurado popular declaró “no culpable” al carnicero Daniel Billy Oyarzún, que atropelló y mató a un ladrón que lo había asaltado en su comercio del partido bonaerense de Zárate y decidió absolverlo por unanimidad.

El abogado de la familia de Brian González, había solicitado una sentencia por “homicidio simple”, cuya pena es de 8 a 25 años de prisión. Mientras que el fiscal de la causa había pedido que el acusado sea condenado por “exceso en la legítima defensa”.

Tras conocerse el veredicto, el carnicero dijo: “Se hizo justicia, voy a poder seguir estando con mi hija y voy a poder ir a trabajar como hice siempre”.

“Nunca fui un justiciero, siempre fui un laburador. Ahora voy a poder trabajar para volver a tener mi carnicería, que es mi sueño”, sostuvo el hombre.

Entre el jurado popular que decidió absolver a Oyarzún había 12 vecinos de Zárate y Campana, entre quienes estaba un operario, una ama de casa, un albañil, un comerciante y una docente.