El barra de Independiente detenido señaló como extorsionador del DT y cabeza de la asociación ilícita al presidente del club: “Falta que yo sea el jefe de Moyano”.

Pablo “Bebote” Álvarez, el exjefe de la barra brava de Independiente, dijo desde la cárcel que los Moyano (Hugo y Pablo) estuvieron detrás de la amenaza que él ejerció contra Ariel Holan en octubre pasado, a la salida de un entrenamiento de Independiente, y que fue el secretario del club, Héctor “Yoyo” Maldonado, quien lo “autorizó” a hacerlo.

En tono irónico, Álarez expresó: “Espero que después de todos los allanamientos no quede yo como el jefe de Moyano, sería el colmo de los colmos. Si la barra es una asociación ilícita estaría en el Código Penal. No soy yo quien les paga las cosas a los pibes, el que les da los micros. ¿Quién es el jefe, el chancho o el que le da de comer? Yo soy el chancho y acá lo estoy pagando, en un corral”.
“Diez mil dólares por mes dividido por más de 20 jugadores da menos de 500 dólares cada uno, cuando ellos se llevan más de diez millones de pesos por año del club. Todos jugadores lesionados que traen para negocios de los dirigentes”, se justificó.

“Es una colaboración, y como se lo dije a Holan o a cualquiera al que le pido una colaboración, no tiene obligación, si quiere colabora y si no quiere no. ¿Cuántos jugadores muertos hubo, cuántos asesinatos hubo de los que no colaboraron?”, preguntó en una charla que, dijo, ofrecía para “contar su verdad”.