10.9 C
Santa Fe

Argentina, ¿en guerra?: que significa el ingreso del país al Grupo Rammstein

La relación con las grandes potencias y la ayuda a Ucrania en la guerra puede poner en peligro a la Argentina. A pesar de los innumerables problemas internos, el presidente Milei involucró al país en conflictos ajenos.

Por Cristian Riom, analista de política internacional

Milei involucró al país en conflictos ajenos

Argentina se convirtió en la primer y única nación en América Latina en incorporarse al “Grupo de Contacto, o Grupo Rammstein”, que corresponde a los países que dan apoyo militar a Ucrania. Nuestro país compartirá espacio principalmente con miembros o socios de la OTAN. Este formato de ayuda ha colaborado desde 2022 con más de cien mil millones de dólares en armamento (tanques, blindados, artillería, defensas antiaéreas) e inteligencia militar.

Esta situación nos pone en el centro de un conflicto que nos es absolutamente ajeno y rompe la tradicional neutralidad (con excepción de la gestión del presidente Menem y su alineamiento automático con EEUU que nos llevó a participar de la guerra del golfo).

Es tan crítica la situación en Europa del Este que el presidente de Serbia, AleksandarVucic, advirtió que es posible una guerra a gran escala entre la OTAN y Rusia en tres o cuatro meses. Vucic es un mandatario que mantiene diálogo permanente con Moscú y tiene un panorama claro del marco situacional del conflicto.

Leer más: Milei arribó Italia a la cumbre del G7: reunión con Meloni, abrazo y risas con el Papa Francisco

Las “conferencia para la paz” de las cuales comenzó a participar Argentina en el último encuentro realizado en Suiza, no han aportado absolutamente nada, en tanto y en cuanto no se invita a Rusia ni se proponen contactos diplomáticos entre las partes en conflicto. Lejos de buscar la paz, se convierten en reuniones recaudadoras de fondos para continuar y profundizar una guerra que está despedazando a Ucrania.

Este imprudente involucramiento de Argentina trajo consecuencias, el gobierno ruso tildó de “hostil” el accionar y el embajador ruso en Argentina Dmitri Feoktistov, pidió a las autoridades argentinas que “se abstengan de interferir en la guerra enviando armas a Kiev”.

Para Feoktistov, “el acercamiento entre Buenos Aires y los patrocinadores militares de Ucrania causa una profunda decepción” y pidió que el país mantenga “su tradicional moderación”, lo que “contribuirá a preservar la naturaleza amistosa de las relaciones ruso-argentinas, que históricamente han sido inmunes a las tendencias políticas”.

Este tipo de actitudes seguramente dificultará el intercambio comercial entre ambos países que en la actualidad alcanza los mil millones de dólares anuales, con un importante superávit para Argentina.

spot_img
spot_img
Últimas noticias
Noticias relacionadas