Hoy alimenta a 230 niños cuando el año pasado llegaban a 50. “La situación está muy complicada”, dijo Hugo Cabrera a SOL 91.5 de la red de Instituciones Barriales.

[desktoponly]


[/desktoponly]

[mobileonly]
Hugo Cabrera – SOL 91.5


[/mobileonly]

La vecinal de Alto Verde tiene un comedor que es financiado por el gobierno provincial y, hoy como está en obras, entrega bolsones con alimentos. “Le damos a 230 chicos y tenemos a 200 más en lista de espera. El año pasado llegábamos a 50. Todos los días vienen familias a pedirnos que los incluyamos. No damos abasto”, resaltó Hugo Cabrera en diálogo con SOL 91.5. Sin embargo, dijo que mucha gente se está organizando y hay copas de leche el fin de semana.

En tanto, explicó que trabajan conjuntamente con los centros de salud de la zona, los cuales les derivan los casos de desnutrición. “Los incluimos directamente a la lista de chicos”, subrayó. Además, se refirió a la precarización de las familias del barrio: no tienen servicios ni baño. “Es todo muy complejo”, resumió haciéndose referencia a la pobreza y malas condiciones que deben afrontar algunos vecinos. “Tengo amigos que me dicen: Ayudame con un paquete de yerba, porque mis hijos comen pero yo no y por lo menos le doy al mate”, manifestó.