Este miércoles se comenzó con una intervención integral en el barrio Yapeyú, en el que se ejecutaron 27 allanamientos en simultaneo con la detención de 16 personas, dos de ellas menores de edad, secuestro de armas, municiones y una motocicleta.

Imagen ilustrativa.

El Ministerio Público de la Acusación, el gobierno provincial y la municipalidad comenzaron este miércoles una intervención integral en el barrio Yapeyú de la ciudad. Se trata de una iniciativa puesta en marcha por las tres instituciones con el objetivo de contribuir a mejorar las condiciones de vida de los vecinos, disminuir la violencia delictiva e impulsar el desarrollo social, comunitario y urbano de esa zona norte de la ciudad.

Allanamientos

Como anticipó SOL 91.5, este miércoles se ejecutaron 27 allanamientos en simultaneo donde 16 personas fueron detenidas (dos de ellas menores de edad) y se secuestraron siete armas de fuego, gran cantidad de municiones de distinto calibre y una motocicleta. Además, se encontró material estupefaciente.

Los allanamientos fueron solicitados por el fiscal Estanislao Giavedoni y se llevaron a cabo con la debida autorización judicial. Participaron 140 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI), 120 de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y 20 de la Policía de Acción Táctica (PAT).

Mesa de trabajo

Serán dos los sectores a intervenir en el barrio: la zona conocida como Villa Teresa, ubicado dentro de la vecinal Ceferino Namuncurá; y el sector denominado La Ranita, ubicada entre las vecinales San Agustín y Yapeyú.

Entre los motivos que fundamentan la elección del lugar a intervenir, los especialistas indicaron que son lugares en los que se detectaron niveles elevados de violencia altamente lesiva e inseguridad; desconfianza ciudadana hacia la policía; irregularidad del trazado urbano; deficiencias en la infraestructura y los servicios; precariedad habitacional y deterioro de espacios públicos.

 

Mejoras urbanas
Las intervenciones urbanas que se ejecutarán consisten en la limpieza y acondicionamiento de calles, iluminación y desocupación de construcciones ilegales que permiten recuperar espacio público.

En cuanto al control vehicular, será un eje importante de trabajo, ya que se intimará a los propietarios de unidades depositadas sobre pasos peatonales y se derivarán al corralón municipal. También se mejorará la circulación general del barrio.

Por otra parte, se profundizará la limpieza integral con el retiro de escombros, la poda baja de los árboles y la extracción de arbustos secos, y se colocarán bancos y juegos en las plazas y espacios públicos.

Las mejoras en iluminación permitirán generar sectores más seguros, logrando que las personas puedan circular mejor y a toda hora por las calles y espacios del barrio. Para ello, se potenciará la luminaria completa con la colocación de nuevos artefactos con tecnología led.

Fuente: Gobierno de Santa Fe / SOL 91.5.