El dirigente radical e hijo del primer presidente tras la vuelta a la democracia señaló que el ministro de Defensa no tiene “derecho a falsear la historia”. El cordobés había dicho que el levantamiento de 1987 “fue un acontecimiento chiquito”.

El dirigente radical Ricardo Alfonsín sacudió otro poco este miércoles la interna de la UCR al cruzar al ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, quien consideró que el levantamiento carapintada de 1987 “fue un acontecimiento chiquito” que en realidad “no puso en jaque la democracia“.

El hijo del primer presidente argentino pos dictadura consideró esas declaraciones “ofensivas” para quienes “lucharon por la democracia y su consolidación” y lo acusó de “falsear la historia”.

Alfonsín se expresó en Twitter para responder las opiniones de Aguad, quien más temprano, repasando los actos por el Día de la Independencia, dijo que “Aldo Rico tiene derecho a desfilar como veterano de Malvinas” y agregó: “Lo de los carapintadas es historia vieja que la democracia superó y no dejó que evolucionara, yo no lo daría tanta trascendencia“.


Alfonsín le escribió públicamente: “Con todo respeto: tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia. No tenés derecho a falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos”.