La superficie desmatada es la de un campo y medio de fútbol cada minuto.

Deforestación en la Amazonía


La deforestación de la Amazonia brasileña creció un 60 por ciento respecto del mismo periodo del año pasado, de acuerdo con el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPI), organismo dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Los ambientalistas dicen es una señal de que las políticas del presidente Jair Bolsonaro están empezando a entrar en vigencia.

La superficie desmatada el mes pasado fue de 762,3 kilómetros cuadrados, que es casi equivalente  a la superficie de Santa Fe por 3.

Lamentablemente los primeros meses de este año los incendios y las talas ilegales de bosques causaron la pérdida acumulada de 2.273,6 kilómetros cuadrados, informó la agencia ANSA.

Leer más:Denuncian la deforestación “acelerada” de la Amazonía brasileña

La semana pasada el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró que no existe deforestación de la Amazonia y que hay una “psicosis ambientalista” que exalta el tema, durante la cumbre del G-20, en Osaka, Japón.

Durante la campaña electoral de Bolsonaro, prometió que su gobierno se centraría en recuperar la economía brasileña y dijo que buscaría formas de explorar el potencial económico de la Amazonía. Seis meses después de su inauguración, el presidente está cumpliendo su promesa, pero a un alto costo ambiental.

Fuente: CNN/Noticias Ambientales