El investigador Javier Alejandro López explicó en Un Día Perfecto que el anfibio encontrado en el sur provincial no es peligroso.

La semana pasada, la aparición de un sapo de grandes dimensiones revolucionó a los vecinos de Granadero Baigorria, una localidad que se encuentra a 10 kilómetros de Rosario.

Las primeras informaciones indicaban que se trataba de un animal “exótico e invasivo”. Sin embargo, el investigador y especialista en anfibios, Javier Alejandro López, aclaró que no se trata de una especie peligrosa.

Si bien no tuve acceso al ejemplar, con las fotos que vi estoy seguro que es una especie nativa de Santa Fe. Se encuentra en el límite sur de su hábitat, es autóctono del lugar. Su nombre científico es “Rhinella Diptycha” aunque vulgarmente se lo conoce como ‘cururú'”, explicó el especialista en SOL 91.5.

Y agregó: “Todos los anfibios tienen sustancias en la piel, algunas más tóxicas que otras. Las especies que hay en la provincia de Santa Fe no son particularmente tóxicas para la gente. Suelen utilizarlas como defensa ante depredadores solamente”.