La fiscal María Laura Urquiza investiga a dos mujeres y un matrimonio de Esperanza por el robo y venta de un bebé que hoy tiene seis meses.

María Laura Urquiza – Móvil Sol 91.5

 

La historia de un bebé robado y vendido por su abuela sacude a la región. La fiscal María Laura Urquiza lleva adelante el caso y no descarta que la transacción haya sido aprobada por la madre. La mujer, que vive en Colonia La Nueva, se lo dio a un matrimonio de Esperanza a cambio de 30 mil pesos. La abuela y los esposos están imputados por “sustracción de menores”.

La fiscal reconstruyó la historia y confirmó que la evidencia indica que la abuela lo vendió por 30 mil pesos. El caso llegó a sus manos el viernes pasado cuando la mamá del bebé, que este 29 de septiembre cumple seis meses, acusó a su madre, o sea a la abuela del chiquito, de robarlo.

La muchacha, que tiene 21 años y otro hijito de poco más de un año, dijo que su mamá se lo llevó a principios de junio y nunca más lo volvió a ver. Ambas viven juntas en una finca rural de Colonia La Nueva. Sin embargo ahora Urquiza duda de esa primera versión: “Tal vez la venta no fue contra la voluntad de la madre”. Por otra parte agregó que quizás la madre no estaba en desacuerdo de que el bebé esté ahí.

Tras la denuncia intervino de inmediato el Ministerio Público de la Acusación (MPA), personal de la oficina de Trata de Personas y de Violencia de Género, de la Policía de Investigaciones (PDI) y la subsecretaría de Niñez.

Primero detuvieron a la abuela y luego allanaron la casa del matrimonio que lo compró. Efectivamente allí estaba el chiquito. Encontraron también su partida de nacimiento, su documento nacional de identidad y su carné de vacunación. El bebé fue restituido a la mamá y los tres involucrados en la transacción –la abuela y el matrimonio– quedaron imputados por “sustracción de menores”.

Fuente: Rosario3/Sol 91.5