La pérdida de bosques en el Norte, especialmente en Chaco, Santiago del Estero y Formosa, explican la mayoría de la reducción. En algunos casos, como La Pampa, los incendios fueron la principal causa.La Argentina es el segundo país que más superficie perdió desde 1982.

Argentina es el segundo país del mundo que mayor superficie de bosques perdió entre 1982 y 2016, sólo superada por Brasil y seguida por Paraguay, de acuerdo con un estudio publicado en la revista científica Nature. Si bien en 2007 se sancionó la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, se sigue reduciendo el área de bosques, aunque a un ritmo más lento que en el pasado.

En 2017, el último dato disponible, se perdieron 172.639 hectáreas, un área equivalente a 8,6 veces la superficie que tiene la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La gran mayoría de esta pérdida se dio en las provincias del Norte: Chaco, Santiago del Estero y Formosa, de acuerdo con datos de Dirección Nacional de Bosques de la Secretaría de Ambiente y Desarrollos Sustentable de la Nación.

A nivel regional, el Parque Chaqueño presenta los valores más altos de porcentaje anual de pérdida de bosque nativo a lo largo del tiempo”, confirmó la Dirección Nacional de Bosques. Desde 2006, el organismo realiza monitoreos anuales en las regiones forestales con mayor impacto del ser humano sobre el medioambiente, es decir, en 17 provincias que abarcan las regiones forestales de Parque Chaqueño, Yungas, Selva Paranaense y Espinal.

A pesar de la sanción de la ley en 2007, a partir de 2014 se observa que en seis de las 17 provincias relevadas volvió a aumentar el ritmo de pérdida de hectáreas. El total nacional, sin embargo, se mantuvo en una tendencia decreciente (en 2017 se perdió un 9,4 por ciento menos de bosques que en 2014).

Desde la Dirección Nacional de Bosques señalaron como las principales causas directas de la deforestación a los cambios de uso de suelo habilitados por las provincias, como así también los desmontes ilegales, ambos realizados mayormente para desarrollar actividades agrícolas y ganaderas extensivas. La extracción forestal no sostenible y el desarrollo urbano se suman a la lista de causales.

 

Fuente: Chequeado