Se trata de Carlos Goro de 29 años. El crimen fue cometido en septiembre de 2016 en la ciudad.

Tribunales de la cuidad de Santa Fe.

Homicidio de Julio Guzmán

Un hombre de 29 años identificado como Carlos Ismael Goro fue condenado a 20 años de prisión como autor del homicidio de Julio Enrique Guzmán (de 17 años), cometido en la ciudad de Santa Fe en septiembre de 2016.

Goro fue condenado como autor penalmente responsable del delito de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego. La pena fue impuesta por unanimidad por el tribunal integrado por los jueces Jorge Patrizi, Rosana Carrara y Susana Luna en el marco de un juicio oral y público que finalizó hace instantes en los tribunales de la capital provincial.

Unanimidad

“Valoramos que la sentencia fue resuelta por unanimidad por el tribunal del juicio”, destacó Marchi. “Si bien habíamos solicitado 25 años de prisión, entendemos que la pena impuesta es importante”, indicó el fiscal y agregó que “no obstante, esperaremos los fundamentos de la decisión de los jueces para analizar los motivos por los cuales se ordenó una pena menor”.

En relación a la decisión de los magistrados de rechazar el pedido de prisión preventiva solicitado, Marchi sostuvo que “también aguardaremos los fundamentos para analizar si corresponde o no apelar la decisión de no imponer la medida cautelar”.

Con un arma de fuego

“El homicidio que investigamos fue cometido alrededor de las 20:00 del sábado 17 de septiembre de 2016, en inmediaciones de la ruta nacional número 168, a unos 150 metros de la Bajada Distéfano en las afueras de la ciudad de Santa Fe”, recordó Marchi.

“Guzmán y su pareja –que estaba embarazada en ese momento– transitaban por el terraplén ubicado cerca de la ruta cuando se toparon con un grupo de personas entre las que estaba el acusado”, indicó el funcionario del MPA. En tal sentido, agregó que “Guzmán y su pareja comenzaron a ser insultados por las personas que estaban en el lugar, quienes también les arrojaron piedras a las víctimas”.

Marchi indicó que “a raíz de las agresiones que estaban sufriendo, Guzmán pidió que detuvieran el ataque porque su mujer estaba embarazada”. El funcionario del MPA sostuvo que “a pesar del pedido, el acusado subió a la cima del terraplén y con un arma de fuego –y a muy corta distancia– los amenazó de muerte. En ese contexto, Guzmán se colocó delante de su mujer para protegerla, no obstante, el acusado disparó e impactó en el tórax del adolescente, situación que le provocó la muerte de manera casi inmediata”.

Fuente: MPA.