20 Abril, 2017 - 10:45

Sabrina, una de las jóvenes que sufrió un intento de secuestro: “No salgo más sola”

Así lo indicó la joven, que este martes por la tarde sufrió una tentativa de secuestro, junto a su hermana y una amiga, en Barrio Guadalupe. “Estoy muy asustada. Fue horrible la experiencia que nos tocó vivir”, agregó.

Intento de secuestro

Esquina Lavalle y Larrea. Foto: Mauro Re.

En dialogo con Malas Costumbres, Sabrina brindó detalles de lo sucedido el martes alrededor de las 19.30 hs en Barrio Guadalupe, en inmediaciones de calle Larrea, entre Lavalle y Mitre.

“Fue todo a las 7.30 de la tarde, veníamos de mi casa a acompañar a una amiga que justo había ido. En la cuadra de mi abuela frena un auto gris con vidrios polarizados. Nosotros ante esto, también nos frenamos, porque no sabíamos que iba a hacer el auto, si iba a arrancar o estacionar. Quedamos mirándolo y seguimos caminando, y justo había dos señores en frente que nos dicen: ´Tengan cuidado, les están sacando fotos´. Entonces, miramos de nuevo el auto y seguimos caminando. Ya íbamos asustadas, nos agarramos entre las tres. Ya había algo raro, apuramos la situación, la acompañamos a la chica. Cuando volvíamos, dobla de nuevo el auto. Se frena sobre el cordón, y estira la mano. Cuando vemos que frena el auto, mi hermana se pone adelante mío y justo había una chica, que entendió la situación y dijo: ´pasen por acá´. Cuando estiraron la mano, como queriendo abrir el auto, aceleramos el paso y entramos a la casa de mi abuela”.

“A mi abuela no le dijimos nada, porque no sabíamos cómo iba a reaccionar.  Después nos fuimos de nuevo para mi casa, íbamos mirando para todos lados, inseguras. Llegamos asustadas y le contamos a mi mamá, quién nos llevó a la policía”.

Ante todo lo ocurrido, Sabrina expresó: “Ahora ya no salgo más.  Si salgo, salgo con mi hermana o con mi vieja. Sola, no salgo más”.

Cabe destacar que, todo sucedió a escasos metros de donde tiene su sede la Policía de Acción Táctica y de los domicilios de las menores de edad.

 

El testimonio de Haywé

Hayné, mamá de la joven, contó detalles del automóvil: “Auto color gris con vidrios polarizados negros. No tenía patente y el baúl pintado de rojo. La puerta de adelante estaba chocada”.

Sin registro de la denuncia

Haywé, explicó un hecho muy particular: “Cuando llegaron a mi casa, me las traje para la Comisaria 8va., radicamos la denuncia, nos tomaron los datos, nos preguntaron qué pasó, como era el auto. Después me fui a mi casa. Recién ayer a la mañana, la compañera  de ella va a la comisaria a hacer la denuncia con la mamá, y nos llaman a nosotras porque necesitaban a mis nenas de testigos. El comisario que nos tomó la denuncia nos dijo que ellos recién se habían enterado del caso este, porque en ningún momento le pasaron información de lo ocurrido con las nenas esa noche”.

 

Haywé y Sabrina – SOL 91.5

Comentarios